¿Cómo aislar térmicamente una puerta para que no entre el frío o calor?

Si vives en una zona donde las temperaturas son extremas, ya sea por el frío o por el calor, sabrás lo importante que es mantener una buena climatización en tu hogar. Sin embargo, muchas veces se nos escapa el aire acondicionado o la calefacción por las rendijas de las puertas, lo que supone un desperdicio de energía y dinero.

Por eso, en este artículo te vamos a enseñar cómo aislar térmicamente una puerta para que no entre el frío o calor, y así mejorar el confort y el ahorro en tu casa.

foto de una puerta de entrada o salida para cómo aislar una puerta para que no entre frío o calor

¿Qué materiales necesitas para aislar térmicamente una puerta?

Para aislar térmicamente una puerta, necesitas los siguientes materiales:

  • Cinta métrica
  • Tijeras
  • Cuchilla
  • Pistola de silicona
  • Burlete adhesivo
  • Burlete de goma o espuma
  • Plancha de corcho o poliestireno

¿Cómo colocar el burlete adhesivo?

El burlete adhesivo es una cinta que se pega alrededor del marco de la puerta, creando una barrera que impide el paso del aire. Para colocarlo, sigue estos pasos:

  • Mide el perímetro de la puerta con la cinta métrica y corta el burlete adhesivo con las tijeras según la medida.
  • Limpia bien la superficie del marco con un paño húmedo y sécalo.
  • Retira el papel protector del burlete adhesivo y pégalo sobre el marco, presionando bien para que quede fijo.
  • Repite el proceso en los cuatro lados de la puerta, procurando que no queden huecos ni arrugas.

¿Cómo colocar el burlete de goma o espuma?

El burlete de goma o espuma es una tira que se coloca en la parte inferior de la puerta, tapando el espacio entre la hoja y el suelo. Para colocarlo, sigue estos pasos:

  • Mide el ancho de la puerta con la cinta métrica y corta el burlete de goma o espuma con la cuchilla según la medida.
  • Limpia bien la superficie inferior de la puerta con un paño húmedo y sécalo.
  • Aplica silicona en el borde inferior de la puerta con la pistola y pega el burlete de goma o espuma, presionando bien para que quede fijo.
  • Deja secar la silicona durante unas horas y comprueba que el burlete no roza con el suelo al abrir y cerrar la puerta.

¿Cómo colocar la plancha de corcho o poliestireno?

La plancha de corcho o poliestireno es un material aislante que se pega sobre la superficie exterior de la puerta, aumentando su grosor y su resistencia al frío o calor. Para colocarla, sigue estos pasos:

  • Mide el alto y el ancho de la puerta con la cinta métrica y corta la plancha de corcho o poliestireno con la cuchilla según la medida.
  • Limpia bien la superficie exterior de la puerta con un paño húmedo y sécalo.
  • Aplica silicona en toda la superficie exterior de la puerta con la pistola y pega la plancha de corcho o poliestireno, presionando bien para que quede fija.
  • Deja secar la silicona durante unas horas y recorta los bordes sobrantes con la cuchilla.

¿Qué beneficios tiene aislar térmicamente una puerta?

Aislar térmicamente una puerta tiene los siguientes beneficios:

  • Evita las pérdidas de calor o frío por las rendijas de la puerta, lo que mejora el confort térmico en tu hogar.
  • Reduce el consumo de energía y el gasto en aire acondicionado o calefacción, lo que supone un ahorro económico y ecológico.
  • Protege tu puerta de las inclemencias del tiempo, como el sol, la lluvia o el viento, lo que alarga su vida útil.

Como ves, aislar térmicamente una puerta es una tarea sencilla y económica que puedes hacer tú mismo con unos pocos materiales. Así, podrás disfrutar de una temperatura agradable en tu casa durante todo el año, sin gastar de más ni contaminar el medio ambiente.

listado de materiales para aislamiento térmico argentina

Deja un comentario